perros

Como mejorar la educación de tu perro

Tener una mascota implica muchas responsabilidades. No se trata solo de tenerlo en casa, sino de cuidarlo, darle de comer y velar por su salud. Algunos animales requieren muchas más necesidades, y un ejemplo sería el de los perros, a los cuales aparte de cuidar debes sacar a pasear cada día. Existe además la posibilidad de educarlo para que se comporte bien y logréis así una buena convivencia. Hay muchas guías, pero lo mejor es pedir consejo a alguna empresa de educacion canina barcelona para que te pueda orientar según tus necesidades y tu perro, ya que no todos responden igual a unos mismos estímulos y no todos tienen el mismo carácter.

Educar a tu perro con responsabilidad y paciencia

No vas a ir a ninguna parte sin paciencia. Si quieres empezar esta aventura tienes que ser consciente de que no se trata de un proceso rápido: al principio sí que notarás algunos resultados positivos, pero si se quiere que sean definitivos hará falta perseverancia.

Tienes muchas técnicas a tu alcance. Normalmente lo que se lleva más es la educación en positivo, en el cual no hay ningún tipo de castigo físico para el perro (ni tampoco gritos y mal carácter). Básicamente el sistema lo que potencia es que se puedan ofrecer estímulos positivos cada vez que el perro haga alguna cosa bien. A la larga irá aprendiendo y se conseguirán resultados positivos. De hecho, este sistema se puede reforzar con un aparato que se llama cliker, que es un pequeño dispositivo que emite un pitido (prácticamente inaudible para el ser humano) y que puede ir ligado a los premios que ofrecemos al perro, de manera que poco a poco vaya vinculando ese sonido con el hecho de haber obrado bien.

Cuando el perro es un cachorro

Cuando nuestro animalito es pequeño es más fácil de educar, porque es más receptivo. Se trata de una cosa que también pasa con los seres humanos, que aprendemos más rápido cuando somos pequeños porque percibimos mejor los estímulos y los retenemos con más facilidad.

Si tienes la suerte de tener a tu mascota desde su nacimiento, notarás que te será muy fácil llevar a cabo su adiestramiento. Puedes empezar con cosas sencillas, como que se quede sentado y quieto, que ruede o que te de la patita, algo que siempre gusta mucho y que sorprenderá a todos los amigos y familiares.

No olvides que para que tu pero aprenda rápido y bien tiene que estar envuelto en un clima de confianza en donde se sienta querido y bien cuidado. Ofrecerle una alimentación sana y equilibrada según su raza y edad; llevarlo al veterinario para asegurarnos que está sano y asearlo para que siempre tenga el pelo suave y brillante es una tarea que corresponderá a sus cuidadores: no debes fallarle y debes hacerle entender que puede confiar en ti, que eres su mejor amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *